#43 Día Uno: Ciudad, calor y zancudos.

IMG_20140108_183520_098Este día la amiga que me recibió tenia un viaje así que aproveche de acompañarla al terminal para conocer la ciudad.

Nos levantamos tempranito y nos fuimos en colectivo, no el que nosotros acostumbramos (el taxi con recorrido y tarifa fija) acá a le dicen así a las micros y los buses también.

El portal a Tar es como viajar en el tiempo, el centro es como el centro de Santiago pero desde la calle Bandera hacia el poniente, los suburbios llenos de casas antiguas de un estilo entre el balneario de el Quisco y la comuna de La Florida. Y las calles son las mismas en distintas ciudades y pueblos con nombres de próceres, provincias u otros pueblos, raro (es decir la calle lala la vas a encontrar en todas las ciudades a donde vallas). Y si, todos hablan como Joshe XD

Cambiamos el dinero, fuimos al terminal viejo y no había pasaje así que fuimos al terminal nuevo que estaba al lado y frente a la estación de trenes.  Mi amiga consiguio su colectivo y se fue.

Denuevo me quede solita sin la menor idea de que hacer o adonde ir, pero antes de hacer algo o volverme loca comprando tenia que cargar la tarjeta del transporte, le pregunte a un señor y me indico que en cualquier kiosko.

Recorri como 40 kioskos (aqui les dicen asi a cualquier local de dulces, revistas, cafe y etc), conte por lo menos 5 por cuadra … y todos lo mismo “sin sistema” chan chan chan chan chaaaan.

Sera mi destino (pense) caminar y caminar hacia el horizonte en busca de un kiosko con sistema para volver a casa. Camine y camine, vi muchos locales de lotería, muchos cafés, pizzerias y LA TIENDA DE GUITARRAS que fue la gloria, no cabía ni una mas, solo faltaba que el señor que atendía tuviera guitarras colgando de su extremidades (no atine a sacar una foto pero volveré).

Claramente me obnubile con tanta guitarra y quede con la boca abierta con expresión idiota que hizo reír al señor. Me pregunto que quería … parker … fue todo lo que pude decir … y el señor se largo a dar cátedra de porque el no trabaja con la marca con las razones de porque encontraba otras mejores … después creo que pude decir p42 … y antes que se pusiera a descolgar guitarras una por una decidí retirarme antes de ser golpeada por no comprar nada, porque la verdad yo quería la parker p42 verde envidia como la que alguna vez tuve y pero tampoco tengo claridad si puedo tomar guitarra como instrumento complementario si elijo piano como principal y por ultimo no tengo ni casa donde llevar una aun. En fin, me dio su tarjeta por si acaso, ya volveré y me podre comportar como consumidor “normal”.

Camine y camine mas que kung fu hasta que por fin encontré un lugar con sistema, carge la tarjeta, hice algunas compras: Encontrar fruta fue lo mas difícil de la vida, encontré una carretilla con fruta en una esquina, solo una, es casi como si aquí la gente solo viviera de pizza y café (lo creo posible). Después encontré cerca de la casa una verdureria, poquitas cosas y las lechugas casi cocidas, pobrecitas, como para soñar con la vega central (baba).

Compre en la calle un melón a 40 pesos, en la verdureria costaba 25 y un poco mas allá una cerveza de litro costaba 14 … ahí comprendí porque la fruta no es popular.

Volví a la casa y aquí viene lo mas sufrido del día … abrir la puerta de una casa que no es tu casa! habrán sido mas de 15 minutos por puerta (por 3 puertas), como yo no eche la llave, no conocia la chapa y ademas las llaves son cuadradas con dibujitos cuadrados … sude como bestia todo lo que no había sudado en la vida (ni en el sauna ni en brikram yoga) de puro susto de no poder entrar nunca mas, quedarme encerrada entre las puertas por siempre o de que un vecino pensara que estaba robando (si yo y mi cara de delincuente), imagines mentales de yo siendo deportada por allanamiento de morada y masacota tratando de declarar mi inocencia … mi torpeza digo.

Por fin logre entrar, di gracias a todo el universo, abrace a masacota que no entendía nada pero estaba feliz, la alimente y caí rendida en la piscina al borde del achicharramiento gracias a los 37 grados y las picaduras de zancudos que me tienen mas loca y son de lo peor.

Luego despate la cervecita para celebrar la nueva quest completada (ir a la ciudad, volver sola y entera) y para que los zancudos no puedan recordar quien soy y no vuelvan mas a por mi sangre. Malditos! Veremos si resulta.

Y el día ya se termina, blog actualizado, día 2 planificado (amo google maps le haría un queque) y me caigo de sueño, mañana sera otro día (no es obvio?).

Anuncios

Un pensamiento en “#43 Día Uno: Ciudad, calor y zancudos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s