#44 Día dos: Expedición a la ciudad de Tar.

IMG_20140108_143745_088En la ciudad de Tar la gente es muy amable.
En la ciudad de Tar las señoras no necesitan que nadie las lleve, andan en sus propias motos.
En la ciudad de Tar hay educación gratuita.
En la ciudad de Tar hay locomoción gratuita para los estudiantes.
En la ciudad de Tar el que no estudia es porque no quiere.

Esas fueron las cosas que me deslumbraron la primera vez que fui a la ciudad de Tar.

Ya que me había sentido toda valiente por volver sola del centro del portal, me propuse iniciar mis tramites universitarios al día siguiente.

Madrugue (es fácil con tanto calor) y tome un bus hacia la ciudad de Tar, un viaje de mas de dos horas por la ruta 9, campos y campos de trigo, soya y vacas en la misma secuencia todo el camino igual, mejor dormir así que puse una alerta de 10 minutos antes de llegar.

Cuando sonó la alarma pensé que ya estábamos llegando pero no, mi compañero de asiento muy dige era de Tar me corrigió y nos pusimos a conversar, me contó que iba a ver a su mama de 95 años (95!!!! jelou!) que se había roto una pierna (pobrecita, omitir chistes crueles sobre teatro) y de ahí hablamos de política, el campo, la ciudad, me dio muchas indicaciones, finalmente al despedirnos le di las gracias y me deseo suerte (a todo esto era iguaaaal a un señor con el que me gusta bailar en las danzas circulares).

Me baje en modo zombie en el terminal y camine las cuadras que me separaban de la universidad, llegue al tercer piso hice mi inscripción, y adivinen: SIN SISTEMA … CHAN CHAN CHAN CHAAAAN.

En fin, baje al primer piso compre los cuadernillos de los cuatro cursos que tome para estudiarlos antes de que inicien (flojeraaa, saaal de este cuerpo estudioso AHORA!) y volví a subir, llene formularios, di mis datos para que me avisaran que pasaba con mi inscripción cuando el sistema se dignara a volver … (y aun no se nada y tengo que hacer como mil tramites mas).

Y ya que estaba ahí aproveche de preguntarle a la chica que me atendió por una dirección de un minidepartamento que desde Diciembre estaba persiguiendo que me tincaba mil: departamento interior con patio, aceptaban masacotas y lo arrendaba la dueña (que ademas es muy tela, siii lo reconozco la investigue no mas tantito y me cayo rebien).

A lo que muy amablemente la chica de la universidad llama de su móvil a su mama para pedirle indicaciones, luego corta el llamado y me anota en un papelito las indicaciones y me dice es que mi mama es taxista … y me podrá llevar? le pregunto. En 5 minutos estaba en la puerta TaxiMom me paso a buscar y me llevo soplada adonde necesitaba, seca al volante, estoy segura
que juega NFS.

Toque el timbre de la casa de la propietaria y nada, cuando estaba por irme se estaciona una MOTO al lado mio y se baja una señora, era la propietaria, lol (claro, en el camino a la u vi varias señoras en moto como quien anda en bici y fue como yaaaa).

El departamento era tal como lo imaginaba, entrada independiente por el patio (siii, patio para masacota),  al entrar a la derecha cocina comedor, a la izquierda baño, y al fondo en otro ambiente un domitorio graaande, todo lindo pero sin muebles, detalles me dije.

Luego conversamos le conté mi proyecto, los papeles que traigo y todo eso y me entendió perfecto y me contó que sus dos hijos que viven cerca se recibieron este año del conservatorio oseaaa … cualquier cosa que necesite puedo hablar con ellos y mas aun ambos tienen TRABAJO, suave, ahí va en mayúsculas para los aguafiestas jiji.

Entonces llegamos a un acuerdo razonable, me pregunto que que muebles iba a traer, le dije: tengo un perro, un teclado, un notebook y un saco de dormir (sonrisa de emoticon) ya me las arreglare le dije. Se rió y me ofreció prestarme una cama a lo que acepte con gusto y y y yaaaaaaaaaa tengo casa lalalala y sera hermosa, y cuando me cambie la decorare y y y flores  yyy colores y y y plantas y y y cosas, eso, felicidaaad 😀

Pero mientras tanto … tenia que volver al portal a alimentar a masacota y sus amiguitas (las masacotas de mi amiga que esta de viaje),  así que me despedí y me subí al taxi de TaxiMom (que por supuesto conseguí su numero) y volamos al terminal.

Tres horas después de regreso, porque perdí el bus (culpo a la calor que me pone zombie por no ver el bus amarillo gigante para subirme a el jijiji, me devolvieron el dinero siii!), las pobres masacotas estaban verdes de hambre pobrecitas, las alimente, regué el jardín y matar el calor en la piscina, doy gracias por esta piscina cada día, no saben cuanto la quiero.

Luego a actualizar el blog, revisar el correo y los cuadernillos a ver que tan horrible se viene el estudio en Febrero y lo ultimo que alcance a leer fue sobre la naturaleza del sonido, las ondas y frecuencias de no se que y no supe mas de mi zzzz.

Anuncios

2 pensamientos en “#44 Día dos: Expedición a la ciudad de Tar.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s